Teatro

Mxl Protagonizta

jueves, 24 de febrero de 2011

Instituto de Bellas Artes del Estado de Baja California


Tras las paredes de lo que hoy conocemos como “El Instituto de bellas artes” se esconden algunos enigmas de su pasado, aunados los hechos del presente, nos hace creer que hay algo mas que instrumentos y bailes; pues al cerrar sus puertas cada noche; podremos recordar su historia.

Muy distinta a lo que es hoy.

Decenas de años atrás, bellas artes, fue conocido como un popular banco entre la población mexicalense; estrechamente relacionado con la en ese entonces famosa Colorado Riverland Company; negociantes, extranjeros y la populación común, realizaba las nada deseables visitas a este banco; pero… ¿Por qué? Y las únicas personas que sabían el motivo eran empleados y guardias; pues al caer la noche y cerrar sus puertas, el estrépito aún tenia lugar;

De paredes y muros reforzados, se scuchaba dentro de la bóveda principal golpeteos, claramente como algo golpeaba las resistentes puertas de la bóveda que conservaba algo que jamás dejaría ir; algún ser espectral incapaz de descansar; comentaban varios de los empleados que inclusive había noches en las cuales surgían gritos desesperantes y de ultratumba; sin ventanas el lugar, era claro que no podría tratarse de algún ruido exterior; la voz comenzó a correrse y los empleados a temer a las bóvedas, inclusive, temer al edificio pues algunos juraban que había algo mas que dinero escondido en aquellos oscuros lugares.

¿Pero que podría ser, o que motivaba esto?

La respuesta será clara después de saber que el instituto de bellas artes, una construcción con demasiada historia, y con el respeto de los más antiguos edificios de la ciudad; antes de ser Banco, fue de las primeras prisiones en Mexicali y la primera en tener el goce de ejecutar a sus reos dentro de sus celdas y en algunos casos, en la sala de ejecuciones, misma que años después, al dejar de ser prisión, y volverse banco, se volvió la bóveda principal, de la cual los antiguos empleados de aquel viejo banco, escucharon en algún momento ruidos misteriosos provenir de la misma; y podría llegar a albergar algún espíritu de uno de los tantos criminales ejecutados tras las aún reforzadas paredes de bellas artes. Donde murieron más de uno, esperando el día en que volverían a ser libres; y quizás, aún lo hacen en lo que hoy, es un salón de clases.


Dirección: Av. Obregón y Pedro F. Pérez y Ramírez s/n Zona Centro de Mexicali B.C.

By Hernan y Marce

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Marceeelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa deviste ponerle una firma abajo XD que diga Que tu y yo lo trajimos hasta aqui,

Marce dijo...

ya voy ya voy!!!